Traductor

miércoles, 17 de agosto de 2011

Nostalgia futbolera.

Años 70. Santa Cruz pueblo. Recuerdo hermosas tardes, sábados y domingos, con mi abuelo materno Fidel Antonio Añez Mercado, hincha de Universidad salir del Barrio Cerebó (calle Buenos Aires), unas veces hasta la plaza 24 de septiembre a tomar taxi (jeep Toyotas con carpa) para ir al Stadium, otras con él y con mi tio Panchito Añez (bloominista) en su poderosa Apolo 11 (camioneta Willys en la que también íbamos a pasear a La Luna, su propiedad por Portachuelo), junto a la muchachada y gente mayor del barrio, casi todos destroyanos que se juntaban en el Café Rico de tio Hernán Paz para ir al Stadium Departamental, luego Willy Bendeck, hoy Tahuichi Aguilera, para vivir jornadas de futbol que para mí se tornaron imborrables.
Nació allí mi pasión por Oriente Petrolero, pentacampeón de la A.C.F., como que también  sintió  el pueblo cruceño a partir de ésas temporadas el gusto por el futbol, pues el equipo verdolaga le empezó a dar lustre al futbol cruceño con sus históricas campañas de principio de la década a nivel local y nacional.
Rememoro muy gratamente los partidos que a comienzo de año se jugaban como preámbulo del torneo oficial de la A.C.F,. Eran los torneos llamados "Relámpago", donde participaban los 8 equipos de la Primera A en encuentros que tenían duración de 20 o 25 minutos por lado y con definición por penales en caso de empate. Permitía preparar y probar a los equipos antes del campeonato oficial, eran muy emotivos y se jugaban en dos jornadas. Luego ya vendría el torneo oficial, jugándose dos partidos por fecha, sábados y domingos. Este torneo clasificaba al campeón y sub-campeón al torneo nacional Simón Bolívar, que a su vez clasificaba a la Copa Libertadores de América a los ganadores, campeón y vice. Por aquel entonces ningún equipo cruceño había tenido el privilegio, que lo obtuvo Oriente en 1.971, el de clasificar al torneo más importante de América a nivel de clubes. Eso era privativo de los equipos del occidente del país, Oriente rompió la hegemonía y desde entonces se convirtió en el abanderado del fútbol cruceño con jornadas épicas.
Los torneos de la A.C.F. se dejaron de jugar con la participación de Oriente Petrolero, cuando se jugó un torneo llamado Integrado en la que participaron los 8 equipos de Santa Cruz con 6 de Cochabamba, todos de la Primera A, Oriente fué campeón de aquel torneo, y es por allí también que nacen las "barras" de los equipos. Recuerdo muy bien haber acompañado a varios partidos a la ciudad de Cochabamba para alentar al llamado por aquel entonces "Torazo del Oriente". Luego vendría la fundación de la Liga y otra historia.
Destaco ésa época que se grabó en mi corazón y en el de mucha gente pues creo que el futbol practicado en aquella epoca era más lindo, se jugaba con gran entrega por la camiseta, aunque ya era profesional y lucieron en distintos equipos jugadores de gran valor, que ubicados hoy en equipos hubieran lucido mucho más que las "estrellas" de hoy. Recordar a Wison Archanjo y su zurda poderosa, Cachera Sánchez con su habilidad y picardía criolla, Arturo Saucedo Landa, gambeta fanfarrona, Ladislao, Venegas, Escalera, Frey, de lo mejor en arqueros, Matateu, Dionicio Amarilla, Milton Teodoro Joana, Freire, Juan Ramón Ocampo, Dedé, Jesús y Toninho, Pedrozo y Cabrera más el maestro Taritolay entre los extranjeros, Tamayá, Viruez, Zapata, Bernardino Vargas, calidad "criolla", etc.  Eran éstos los jugadores de una época cuando el futbol unía a la gente. En el estadio jugaban cuatro equipos por jornada, cada cual con su hinchada, pero todo era fiesta en el stadium y fuera de él al concluir la jornada, luego con la "profesionalización" y luego "globalización" como han cambiado ésas hermosas tardes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada