Traductor

jueves, 18 de agosto de 2011

FUTBOL HISTORIA (2)

Precursores del futbol en Santa Cruz
Según el libro escrito por Pedro Rivero Jordán, Historia del Futbol cruceño no fue sino hasta 1910 que el fútbol comenzó a jugarse en Santa Cruz, en los potreros y detrás del cementerio del pueblo. Era la diversión más económica, ya que no se cobraba la entrada. Hubo dos sacerdotes católicos que influyeron mucho en la historia futbolera cruceña. El primero de ellos, el Padre Luis Vásquez, llegó de Sucre con una novedosa pelota de cuero, que reemplazaba una de goma cruda, fabricada en el Beni. Él fue uno de los capitanes disputantes entre los equipos Royal y Oriental que debieron jugar por una copa en la cancha de El Trompillo el 6 de agosto de 1911. Aquel partido se suspendió, a pesar de las protestas del señor Prefecto y de los esperanzados concurrentes, porque la figura del Royal, Manuel Marcó, que era el único jugador que calzaba unos novedosos botines con puentes, se negó rotundamente a cambiarlos por los botines resbalosos como los que calzaban sus adversarios.
El otro religioso que dejó profunda huella en la historia del fútbol cruceño, el Padre Medardo Tórrez, llegó de Buenos Aires. Según Rivero Jordán, jugaba con la sotana enrollada a la cintura, «y no perdía ocasión de mezclarse en cuanto partido se organizaba para exhibir, además de sus desnudas pantorrillas, un juego recio y seguro». El Padre Tórrez llegó a ser, en 1917, uno de los fundadores y el primer presidente de la «Santa Cruz Foot Ball Association», llamada así debido a la influencia de la cuna inglesa del fútbol
Aparece Oriente Petrolero en el concierto local y brilla en el nacional proyectándose internacionalmente.
En 1.965 por vez primera en el Campeonato de la Federación Boliviana de Futbol, un equipo cruceño se inscribe entre los primeros: es Oriente Petrolero que ocupó el tercer lugar. Oriente Petrolero  es un equipo de fútbol creado en Santa Cruz de la Sierra el 5 de noviembre de 1955 cuando todavía la Asociación de Santa Cruz era de corte amateur, se formó sobre la base de un equipo de barrio llamado ‘Petrolero’, conformado únicamente por trabajadores de YPFB del Distrito Centro, siendo su primer presidente Elmer Saucedo Parada.
Esta etapa de preparación perduró hasta que el club comenzó a ser uno de los principales protagonistas de los campeonatos de la ACF, ubicándose siempre entre los tres primeros. De esa época de 8 años en el amateurismo se extrae la siguiente síntesis: 5 títulos de campeón y 3 subcampeonatos.

Esta aseveración se la encuentra en la planilla de los archivos de la Asociación de Fútbol, comprobando que en 1956 se inscribió con el nombre de Oriente Petrolero. Hasta el 1959, no podían referirse a Oriente como el equipo albiverde porque su casaca era de color amarillo.

Este club habia tenido hasta entonces la siguiente trayectoria: en 1957 ganó el título de primera de ascenso y a los dos años ganó su primer título en Primera de Honor. En 1960 fue segundo y en los dos años siguientes conquistó el bicampeonato. El 63 fue subcampeón y el 64 volvió a adueñarse del título.
“En la década del 60 se produce un cambio en el fútbol cruceño. Se instaura el profesionalismo en 1965, varios equipos de la primera época desaparecen y surgen otros que potencian el campeonato local con cuadros bien conformados, reforzados con futbolistas extranjeros y algunos de ellos dirigidos por entrenadores foráneos.
Blooming y Destroyers le pusieron su salsa al fútbol cruceño con su rivalidad, pero aparece Oriente Petrolero para terciar en la disputa por la supremacía de una época dorada. Entre los tres se reparten los títulos de los años 60.
Blooming y Destroyers eran clubes patrocinados por gente entusiasta, grupos de amigos, en cambio Oriente por la poderosa empresa petrolera estatal, YPFB. Los refineros empiezan a sacar ventaja de su fortaleza económica contratando los mejores valores de la época, domina el torneo local en el inicio de la nueva década y se convierte en el primer equipo cruceño en consagrarse campeón nacional, en 1972, aunque por el torneo de Nacional del 71.
Oriente arma un equipazo, pero también contaban con grandes formaciones clubes emergentes como Guabirá, La Bélgica, Universidad, Real Santa Cruz, además de los ya tradicionales Blooming y Destroyers.
Una prueba de ello es que Guabirá se convierte en el segundo equipo de Santa Cruz en obtener el título nacional en 1975, rompiendo una vez más la hegemonía ejercida por clubes de La Paz y Cochabamba.
La aparición de excelentes jugadores de la cantera cruceña y la contratación de buenos futbolistas extranjeros permiten a los cuadros locales conformar planteles competitivos que destacaban en los torneos nacionales y se fogueaban con amistoso internacionales.
El boom cruceño duraría poco. Dos años más tarde de la consagración de los azucareros se crea la Liga del Fútbol Profesional dando inicio a otra etapa en fútbol boliviano y cruceño. Pero esa es otra historia.” (Extraido del blog ONCE A ONCE de Jaime Galarza)

Blooming descendió de la categoría A (profesional)  a la B de la ACF y jugó en esa categoría en 1974. Antes fué campeón en mesa en 1968, cuando le quitaron 8 puntos a Oriente por la mala habilitación del argentino Silvio Rojas. Oriente había ganado ampliamente el torneo ese año pero Blooming lo consiguió como se dice,  en mesa.

Al ser campeón cruceño en 1964, en virtud a ello participó del nacional.
Las posiciones finales de aquel torneo Nacional fue la siguiente:
Equipos                    Pj.          Pg.         Pe.          Pp.      Gf.      Gc.      Pts.
Municipal                   6              4            1              1        22          8          9
Wilstermann              6              3            1              2        17         12         7
Oriente Petrolero       6              1             3             2          6         17        5
San José                   6              1            1              4          8         17        3
Desde entonces el nombre se repite en el ámbito futbolero nacional ni que decir en el local cruceño donde es el abanderado, tanto por sus colores como por ser el portaestandarte del futbol de la región, sea en participaciones nacionales o internacionales como veremos más adelante cuando analicemos sus diversas participaciones.


En 1.966, no figura entre los finalistas del torneo nacional, torneo que ganó Bolívar.
En 1.967 ocupa el 6to. Lugar, en 1.968 no estuvo, en 1.969 luego de ganar la serie C, en la fase final ocupa el 3er. Lugar, detrás de Universitario (campeón) y Bolivar.

En 1.970 secunda en la serie “C” a La Bélgica que gana el grupo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada